El efecto Dunning-Kruger

Cuando a mediados de los años 90 entré en el departamento de análisis del entonces Santander Investment lo hice con mucha ilusión y con ganas de comerme el mundo.